31 mar

Auténtica Cuba

Llevaba cerca de 3 semanas recorriendo la isla en el destartalado Kia Picanto de llantas baratas y ruedas al borde del pinchazo que había alquilado a precio europeo; por eso, cuando me topé de frente con aquel cartel promocional, no pude evitar sorprenderme. Y tras la sorpresa, llegó la indignación.

Auténtica Cuba, rezaba el anuncio. Había sido estratégicamente colocado a la entrada de la carretera que llevaba al cayo -la única de pago en toda la isla, curiosamente- y mostraba a dos jóvenes de cuerpo atlético y piel bronceada, ojos claros y pelo como el oro, dándose un baño de felicidad en las paradisíacas aguas cristalinas del Mar Caribe.

Un montón de preguntas acudieron a mi cabeza en ese momento.

¿Dónde estaban esos enormes pasquines anticapitalistas, castristas y nostálgicos que ya me había acostumbrado a ver por todas las carreteras de la isla y que formaban parte intrínseca del paisaje? ¿Porqué en esa zona la propaganda política había sido convenientemente sustituida por la turística? Y sobre todo, ¿qué carajo tenían que ver esos dos alemanes, franceses, suizos, o lo que fueran, con la Auténtica Cuba?

Pero para responderlas, tuve que volver al principio.

Leer más

17 ene

Spain is not that different

El español es un espécimen envidioso por definición. Y en cuanto empieza a compararse con los países vecinos, su codicia se acrecienta. Que si los franceses tienen, que si los alemanes son. Pero basta con viajar un poco por ahí y, salvo por algunos oasis de sociedades civilizadas muy al norte de nuestras latitudes, se da uno cuenta de que en Europa tenemos todos la misma mierda: políticos mentirosos y bravucones, calles sucias, transportes que no funcionan y precios por encima de nuestras posibilidades.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR