01 ago

Agosto

Antes me gustaba agosto.

Antes, cuando el horizonte estaba lleno de posibilidades.

Y las noches eran cortas pero eran largas.

Y el whisky se bebía sin hielo.

Sin miedo.

Ahora que muchas certezas han caducado, agosto ya no es agosto, sino una transición.

Una mera cortina de humo.

Un pasatiempo.

La letra de un tango intenso y fugaz que dice que es un soplo la vida.

Y que veinte años no es nada.

14 mar

Las vidas de Hans y Juan

Hans Holmqvist tiene 31 años, vive en Estocolmo y mide 1,95, aunque este dato en realidad es irrelevante. Juan García tiene 36 años, vive en Barcelona y mide 1,73, aunque este dato también es irrelevante.

Como cada mañana, Hans se ha despertado a las 7 en punto, se ha calzado su par de zapatillas Asics y ha salido a correr siete kilómetros. Unos 25 minutos más tarde, ha regresado a casa, se ha dado una ducha caliente y se ha sentado junto a Hanne, su hermosa y rubísima mujer, en la espaciosa cocina blanca de su casa adosada, donde se ha tomado su habitual desayuno a base de café, huevos, avena, queso y fruta importada mientras echaba un vistazo a los titulares del Aftonbladet. Pasadas las 8, Hans se ha despedido de Hanne con un beso en los labios, ha subido a su despacho en el piso de arriba, ha encendido su Mac Book Pro y se ha dirigido a la habitación contigua, donde el pequeño Viggo dormía plácidamente en su cuna. Tras haber comprobado y anotado su temperatura en el registro diario de su app Baby Connect, ha vuelto a su despacho, se ha sentado en su escritorio y se ha conectado a Skype para la primera conference call del día.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR