07 mar

Diagnóstico: Garrulos emocionales

Vale, esto es verídico.

Una pareja se besa apasionadamente en el pasillo que une la línea amarilla del metro de Barcelona con la roja. La cantidad de reacciones que contabilicé en menos de un minuto no me cabe en ambas manos. Reacciones que, dicho sea de paso, oscilaban impunemente entre la burla y la falta de respeto.

Os estaréis preguntando qué tiene de especial que dos personas se coman la boca en público en los tiempos que corren, ¿verdad?

En efecto, habéis acertado: Eran dos tías.

Y sí, tampoco os equivocáis en esto: Estoy indignada.

Leer más

22 feb

Bienvenidos a la era de la mediocridad humana

Bienvenidos a la era de la tecnología ilimitada, del 5G, de los drones que entregan pizza a domicilio, de las tazas de café que levitan, de las apps que predicen cuándo echarás tu próximo polvo. La era de los gurús de vaqueros y camiseta, como Mark Zuckerberg, cuya camiseta, por cierto, está hecha en Bangladesh, donde por cierto, se cobra el salario mínimo más mínimo del mundo (0,25 euros la hora), mientras él, el tal Zuckerberg, se embolsa lo mismo pero multiplicado por infinito al cubo por convencernos en ese escaparte de capitalismo desbocado llamado Mobile World Congress de que el móvil lo es todo.

Leer más

20 ene

Enero visto por un fofisano

Soy un tío corriente, con un nombre corriente -pongamos que Juan, Pepe o Antonio-, con una edad corriente -entre los 30 y los 45-, y una barriga corriente. O al menos eso creía yo, hasta que esta mañana he tenido dificultades para verme la chorra al mear.  De hoy no pasa que te apuntes al gimnasio o no te vas a acercar a una hembra ni pagando, me he dicho contemplándome el buche consternado. Así que he desempolvado las zapatillas de deporte, le he puesto pilas al pulsómetro y me he descargado una de esas milagrosas aplicaciones cuenta calorías, con la firme determinación, esta vez sí, de ponerme como Cristiano Ronaldo.

Dar el paso no ha sido tarea fácil. Yo, que soy más bien de llevar una vida relajada, he tenido que hacer un esfuerzo sobrehumano para no hacer caso a esas vocecitas capciosas que me susurraban “Tú lo que en realidad necesitas es ir a tomarte unas cañas a Los 100 Montaditos” al salir del trabajo. Sí, vale, lo reconozco, casi me dejo engatusar. Pero qué queréis que os diga, yo no tengo la fuerza de voluntad de Son Goku.

Leer más

11 dic

Estupideces en torno a la violencia de género (no, doméstica no)

Al loro. Al loro porque soltar en prime time que no existe componente de género en la violencia machista como ha hecho esa impresentable de Ciudadanos -si tú, Marta Rivera de la Cruz- es muy peligroso. Existe, ya lo creo que existe. ¿O es que ahora resulta que nos inventamos los datos? No en vano, la principal causa de muerte entre las mujeres de 15 a 44 años no es el cáncer, ni los accidentes de tráfico, sino la violencia de género. ¿Y sabéis porque hay que dejar de llamarla violencia doméstica de una puta vez y llamarla violencia de género?

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR