11 ago

Juana. Y todas las demás

Que una mujer llegue borracha a su casa de madrugada tras haberse corrido una fiesta de campeonato -o dos, o tres- no legitima el maltrato.

No legitima los golpes ni los insultos.

No la convierte en víctima potencial.

Ni en culpable de nada.

No debería.

Porque una mujer es libre de hacer con su vida lo que le dé la gana.

Debería poder serlo.

Poder ponerse la falda más corta.

O no ponerse nada.

Y que no la señalaran.

Puta. Si es que vas provocando.

Porque una mujer no es de nadie, salvo de sí misma.

No es de su maltratador.

Aunque se aferre a él.

Qué sabe nadie por qué lo hace.

Quién se cree que es nadie para juzgar por qué lo hace.

Que un hombre maltrate a su mujer debería bastarle a esta justicia secuestrada para entender que ese monstruo no puede ser un buen padre.

No. Jamás.

Qué no harías tú para proteger a tus hijos?

Que exista Juana debería darnos miedo.

Juana y todas las demás.

08 feb

No es país para titiriteros

Uno escucha el relato de lo acaecido en boca de la presentadora de las noticias y podría llegar a creer que Inda y Marhuenda se han pasado al séptimo arte y le han vendido un guión a Atresmedia.

No es país para titiriteros- Ficha técnica

Sinopsis: Alfonso y Raúl son dos jóvenes titiriteros que malviven representando espectáculos de poca monta para niños en las calles de Madrid. Un día, durante los actos populares de celebración del Carnaval, los titiriteros, que habían sido contratados por el Consistorio de Carmena, son detenidos por la Guardia Civil mientras representan la obra satírica “La bruja y don Cristóbal”, y encarcelados bajo los cargos de enaltecimiento del terrorismo y apología de la violencia.

Clasificación: Película no apta para menores de 18 años, celíacos o socios del Real Club Legionarios de Cristo.

Reparto: Alberto Sanjuán y Willy Toledo, como Alfonso y Raúl; Mario Casas, como Guardia Civil; Antonio Resines, como Sargento de la Guardia Civil.

Una producción de Atresmedia en colaboración con La Caverna Productions. Con el apoyo incondicional del Ministerio de Cultura del Gobierno de España.

Leer más

12 ene

Hacienda somos todos (o casi)

Quién le iba a decir a la mismísima Cristina que empezaría el nuevo año sometida a este escrutinio, no sólo jurídico, sino especialmente público. Yo ayer la veía sentada en el banquillo de los acusados, aguantando el tipo toda cariacontecida y buenecita ella, y me venía a la memoria aquello de “Yo no sabía nada, tan sólo me limitaba a firmar lo que me decía mi marido”, más propio de la esposa solícita y dúctil de un Don Draper que de una mujer con no sé cuántas carreras y másteres, políglota, y un despacho en la última planta de La Caixa. Qué bochorno, oiga. Luego va la Fiscalía y dice que juzgar a la Borbona sería -y cito textualmente- “discriminación, ni más ni menos” y me entraron tales ganas de sacarles tarjeta roja que todavía hoy me pica horrores la mano.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR