14 mar

Las vidas de Hans y Juan

Hans Holmqvist tiene 31 años, vive en Estocolmo y mide 1,95, aunque este dato en realidad es irrelevante. Juan García tiene 36 años, vive en Barcelona y mide 1,73, aunque este dato también es irrelevante.

Como cada mañana, Hans se ha despertado a las 7 en punto, se ha calzado su par de zapatillas Asics y ha salido a correr siete kilómetros. Unos 25 minutos más tarde, ha regresado a casa, se ha dado una ducha caliente y se ha sentado junto a Hanne, su hermosa y rubísima mujer, en la espaciosa cocina blanca de su casa adosada, donde se ha tomado su habitual desayuno a base de café, huevos, avena, queso y fruta importada mientras echaba un vistazo a los titulares del Aftonbladet. Pasadas las 8, Hans se ha despedido de Hanne con un beso en los labios, ha subido a su despacho en el piso de arriba, ha encendido su Mac Book Pro y se ha dirigido a la habitación contigua, donde el pequeño Viggo dormía plácidamente en su cuna. Tras haber comprobado y anotado su temperatura en el registro diario de su app Baby Connect, ha vuelto a su despacho, se ha sentado en su escritorio y se ha conectado a Skype para la primera conference call del día.

Leer más

11 mar

Lecciones básicas de periodismo

A ver, chavalería. El periodismo no funciona así. Uno no se despierta de repente un día con un sobre anónimo bajo su puerta lleno de fotos comprometidas y una notita hecha de patchwork que diga “¿A que no hay güebos de publicarlo?”. Eso queda cojonudo en las pelis americanas candidatas a no sé cuántos Oscars, pero la realidad es que la mayoría de las noticias que copan las portadas de nuestros periódicos tardan en gestarse lo mismo que un codillo al horno.

Pero imaginémonos por un momento que sí. Pongamos, por decir algo, que a un periodista x, algún Garganta Profunda x le soplara algo así como, no sé, me lo invento, que los reyes son amiguitos de uno de los mayores beneficiarios de las tarjetas Black. Por poner un ejemplo.

Leer más

11 feb

Viaje con nosotros a Españistán

¿Está cansado de viajar a esos países modernos y civilizados en los que no se ve ni un triste papel por el suelo? ¿Harto de pasar las vacaciones rodeado de gente que habla bajito, sabe idiomas, paga religiosamente el metro y está acostumbrada a votar?

¡No se preocupe! ¡Tenemos la solución ideal para usted!

¡Viaje con nosotros a Españistán y atrévase a vivir la aventura de su vida!

Leer más

17 ene

Spain is not that different

El español es un espécimen envidioso por definición. Y en cuanto empieza a compararse con los países vecinos, su codicia se acrecienta. Que si los franceses tienen, que si los alemanes son. Pero basta con viajar un poco por ahí y, salvo por algunos oasis de sociedades civilizadas muy al norte de nuestras latitudes, se da uno cuenta de que en Europa tenemos todos la misma mierda: políticos mentirosos y bravucones, calles sucias, transportes que no funcionan y precios por encima de nuestras posibilidades.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR