23 jul

Messi, panem et circenses

Vaya, vaya. Así que la Fiscalía declara a Messi culpable de defraudar más de 4 millones de euros a la Hacienda Pública durante los ejercicios de 2007, 2008 y 2009, y al Barça no se le ocurre  idea más delirante que pedir a la afición que se solidarice con el jugador. Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo en el país de la picaresca, resulta que el defraudador no sólo se va de rositas con una pena de cárcel de risa y que por supuesto no cumplirá, sino que encima, parece que hay que darle un premio de consolación, al pobrecico.

Claro. Es que es Messi. Y Messi somos todos.

Nadie debería sorprenderse ya de que en este país tengamos por costumbre aplaudir a los que se mueven cómodamente fuera de los límites de lo legal. Los ocho millones de votos a un partido que tiene hasta a su tesorero en la cárcel en las últimas elecciones así lo confirman. Lo que me extraña es la concesión del beneficio de la duda a conveniencia, como si un mismo delito fuera menos grave en función de quien lo comete. Pongamos un ejemplo. Imaginaos la que se habría montado si a la Casa Real se le hubiese ocurrido salir en defensa de la Infanta con un #TodosSomosCristina. Efectivamente; las redes habrían ardido. Porque con lo bregados que estamos ya los españoles en estos menesteres del engaño, nadie se traga que una señora con carrera, master, que habla no sé cuántos idiomas y trabaja en La Caixa no sepa ni lo que firma. Nadie -o casi nadie- duda de que la Infanta está tan untada como Urdangarín. Igual que nadie -o casi nadie- duda de que Rajoy tenía conocimiento de los tejemanejes de Bárcenas, o Esperanza Aguirre de los de Granados. Sin embargo, cuando el hedor a podrido planea sobre la cabeza de un futbolista, nos volvemos insoportablemente indulgentes y substituimos las suspicacias que habitualmente acompañan en el cargo a políticos, banqueros y miembros de la realeza por una sonrojante justificación de los hechos. Una justificación cuyo único fundamento tiene su razón de ser en la más absoluta ignorancia. Porque hay que ser corto, pero corto de remate, para creerse que Messi, que gana 36 millones de euros al año, no se entera de qué hace papá con el dineral que se embolsa por darle patadas a un balón.

Pero claro, si el Barça viene y dice que todos somos Messi, pues aquí paz y después gloria. O dicho de otra manera, panem et circenses. ¿Y qué podemos esperar de una sociedad que trata a futbolistas como si fueran héroes y mira para otro lado cuando la justicia los señala directamente con el dedo índice? Tal vez, si alguien les explicara a los defensores de lo indefendible que cada español paga al año entre 800 y 1000 euros más de impuestos para compensar lo que otros defraudan se les iban a quitar las ganas de repetir la chorrada esa de que Messi somos todos. 

Share on Facebook29Tweet about this on Twitter72Share on Google+1Share on LinkedIn0Email this to someone

14 comentarios de “Messi, panem et circenses

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. En Futbolandia, todo funciona así.
    Hace unas semanas, el ayuntamiento de Huelva ha expropiado el Club de Fútbol del Recreativo por “las presiones” recibidas de la afición. La mala gestión de sus propietarios iba a provocar su desaparición. (Lo mismo que se ha hecho con la Bancos)
    La nueva Corporación se ha hecho cargo de la deuda del club, que asciende a 22 millones de euros. Que pagaremos a escote entre los que pagamos impuestos, que ya sabemos quienes somos. Millones que habrá que sumar a los 223 que dejó en herencia el PP gobernando con mayoría durante 20 años.
    No resulta increíble…? Pues no he oído ni mú.

    • Gracias por comentar, Narbona. La verdad es que el tema es lo suficiente grave como para que se hubiese al menos mencionado en los medios, lo que ocurre es que el fútbol se ha convertido en una especie de religión contra la que no se puede atentar. Y así nos va.

      Un saludo amigo :)

  3. A mí es que me pone mala toda esta basura que estamos tragando, y ya tratándose de fútbol que son lo más aborregado que existe en el planeta mucho más…
    Es una vergüenza Carmen!
    Ahora acabo de leer una noticia que a una mujer en Andalucía le han dicho que vuelva dentro de 3 meses con un cáncer de colon ya en fase de metástasis, 3 meses!! (…)
    En fin…no tengo palabras para describir el cabreo y todos estos mangutias viviendo a cuerpo de rey y recochineándose en sus chaletes y sus yates de lujo…

  4. Buenas Carmen.
    A nivel moral, es inaceptable lo que ha hecho el Barça y mucho menos Messi. A sabiendas de la inmoralidad -de la cual, tratándose de un negocio como es el fútbol, poco les importa-, es comprensible la estrategia que han tomado estos tratando de preservar a su trabajador. Es como si el día de mañana cometo una barbaridad y mis padres no están ahí para apoyarme. Evidentemente con el análogo mediático a las herramientas que mis pobres padres dispondrían.

    Por otro lado, creo que no es comparable el Barça con la Casa Real, pues al fin y al cabo el Barça es una entidad semi-privada que sólo debe dar cuenta a sus socios y el segundo es una institución pública. No se le puede exigir lo mismo a uno que a otro, por mucha simpatía que te pueda crear el primero.

    Después de todo eso, creo que los medios de comunicación están generando la sensación de que cualquier materia judicial pueda entrar en el debate público y esa tendencia puede resultar bastante peligroso. Creo que se está generando una legislación penal con un fuerte carácter revanchista -si mal no recuerdo, España tiene una de las legislaciones penales más duras de toda Europa- y sospecho que algo tiene que ver esos grandes casos que han escupido las televisiones como grandes culebrones.

    Por otro lado, todo lo que tenga que ver con el fútbol moderno es sangrante, vergonzoso y un auténtico insulto a la inteligencia humana.

    Un placer leerte!!

    • Como siempre, el placer es mío por los análisis que me dejas :) Lo cierto es que aunque el Barça sea una institución semi privada, no deja de recibir dinero público -y demasiado, además-, luego considero que ya que se ha convertido en un ente que apesta a corrupción por todos lados, se le deberían poder pedir explicaciones. Estoy de acuerdo contigo en que todo lo que tenga que ver con el fútbol es inmoral, pero yo apuntaría a que lo más inmoral de todo no es que el club pida apoyo para el jugador -al fin y al cabo, como tú dices, es lógico hasta cierto que defienda a su “trabajador”-, sino la inopia mental del común de los mortales que lo defienden con una indulgencia que me toca mucho las narices.

  5. Es hora de que el pueblo empiece a regalarle balas a unos cuantos que se aprovechan del sistema. Y a otros tantos por gilipollas y por apoyar a intocables como éste… Y no hay más que añadir.



Tu email no se mostrará


Recibir un email con los siguientes comentarios a esta entrada.
Recibir un email con cada nueva entrada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR