17 Ene

Spain is not that different

El español es un espécimen envidioso por definición. Y en cuanto empieza a compararse con los países vecinos, su codicia se acrecienta. Que si los franceses tienen, que si los alemanes son. Pero basta con viajar un poco por ahí y, salvo por algunos oasis de sociedades civilizadas muy al norte de nuestras latitudes, se da uno cuenta de que en Europa tenemos todos la misma mierda: políticos mentirosos y bravucones, calles sucias, transportes que no funcionan y precios por encima de nuestras posibilidades.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Tu email no se mostrará



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies