03 mar

Operación Borgen

Esta conversación entre Pedro Sánchez y Albert Rivera podría haber sido extraída de forma ilegítima de los pasillos del Congreso. Aunque también podría habérmela inventado… 

-Tenemos que hablar.

-¿Ahora? Pero si está a punto de empezar la segunda ronda de votaciones, Pedro…

-Ahora Albert. Es importante.

-Vale, pues tú dirás.

-¿A qué mierda estás jugando, Albert?

-No sé de qué me hablas.

-Se suponía que me ibas a apoyar.

-Joder, ¿y qué es lo que he estado haciendo hasta ahora, Pedro?

-Jugar tus cartas, Albert. Eso es lo que has estado haciendo.

-¡Oh, por el amor de Dios, Pedro! Me he bajado los pantalones para firmar un pacto que recoge el 80% de tu programa. Si eso es “jugar mis cartas”, que venga el ángel Marcelo y lo vea.

-Querrás decir el 80% de “tu” programa. Que aquí si a alguien le han salido almorranas, es a mí.

-¿Ah, sí? Pues eso se lo cuentas a mis amigos de la CEOE.

-¡Me suda la polla la CEOE, Albert! ¡Me sudan la polla las bases, el programa y la madre que los parió a todos juntos! Yo lo único que quiero es llegar a la Moncloa, ¿te enteras?

-Eh, eh, eh. Relájate y suéltame, ¿vale? Sólo nos faltaba ahora que algún plumilla subversivo de Infolibre o eldiario.es nos vea cogiditos y saque conclusiones equivocadas.

-No te lo tomes a mal, pero me gustan un poco más mayores que tú. Niñato…

-Sí, como Felipe, ¿no? Gilipollas…

-¡No me cambies de tema! Móntatelo como quieras, pero Pedro Sánchez tiene que ser el próximo presidente de España, ¿queda claro?

-Pues ya me dirás cómo piensas conseguirlo sin el apoyo del coletas.

-Lo único que tenías que hacer era meterle un poco de caña a ese puto rojo de Iglesias en tu discurso. ¿Y en vez de eso qué hiciste? ¡Jugar a las casitas para meterte a toda la jodida prensa de este país en el bolsillo!

-¿Pero qué cojones dices, Pedro? ¿Quién le sacó al coletas el tema de Otegi? ¿Quién insistió en lo de Venezuela, eh? ¿Quién? ¡Joder, pero si hasta me atreví con una cita de Churchill! ¿Sabes lo verde que me puso Ignacio Escolar en Twitter por eso?

-Oh, pobrecito, el niño bonito del IBEX 35. Vete a la mierda, anda. Hoy todos los periódicos alaban tu discurso sosegado mientras a mí me echan a los perros por haber mencionado a Isaías Carrasco.

-Pues igual es que tus asesores no han hecho bien su trabajo, querido Pedro.

-Sí, hombre, sí, ahora vas a venir tú, el Naranjito de los cojones, a enseñarme a mí a hacer política, no te jode…

-Dime una cosa, Peter. ¿Sabes lo que pasará si vuelves a perder la votación de hoy? ¿Lo sabes? ¿No? Pues tranquilo, que ya te lo explico yo, ¿eh machote?

-¡No me des palmaditas en el hombro, que yo no soy Girauta, imbécil!

-¡Calma, fiera! No te pongas nervioso y escucha lo que tengo que decirte. Si vuelves a perder en la votación de hoy, el rey me propondrá a mí como candidato a la presidencia. Y si eres tan bueno en matemáticas como en la selección de tus trajes, te imaginarás quién de los dos es el que va a dormir en la Moncloa “a partir de la semana que viene”. Oh, ¿pero qué te pasa, Peter? De repente te has puesto más pálido que la Cospedal explicando el despido diferido.

La Operación Borgen… No, no puede ser… ¡Pero si tú dijiste que no accederías a ser investido a la fuerza!

-Sí, bueno, también dije que Ciudadanos era un partido de centro, y ya ves, media España se lo tragó.

-¡Borra esa puta sonrisa de tu cara! ¡Eres un maldito traidor, Albert Rivera!

-Oye, me encanta estar aquí charlando contigo como dos buenos colegas, pero Girauta me cortará los huevos si llego tarde a la embestidura.

-¡Investidura, estúpido! ¡Se dice investidura! ¿Tanto máster de ESADE y luego no sabes ni hablar?

-No, Pedro, no. De investidura nada. Esto es una embestidura en toda regla.

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter7Share on Google+29Share on LinkedIn5Email this to someone

9 comentarios de “Operación Borgen

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hoy no me ha gustado. No por como lo escribes que lo haces genial, sino porque empiezo a pensar que esa bobada surgida de Berlín, puede ser realidad

    • ¡Vaya, hombre! A ver si al final voy a tener que banear al reverendo, ¡mecagüenriau! Tú piensa que yo cuando escribo de política, siempre siempre siempre lo hago en tono satírico. Quien no te dice a ti que en el fondo me estoy riendo de toda esta opereta de confabulaciones que se han sacado de la manga entre unos pocos, ¿eh?



Tu email no se mostrará


Recibir un email con los siguientes comentarios a esta entrada.
Recibir un email con cada nueva entrada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR