22 ene

Esto no es serio

Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a estar de acuerdo con Don Mariano. Y no por su comedida reprimenda al locutor de radio que le llamó haciéndose pasar por Puigdemont. Aunque he de reconocer, muy a mi pesar, que gracias a la broma, a  Rajoy  se le ha visto el plumero, y no sólo hemos descubierto que el presidente en funciones tiene la agenda muy libre y una secretaria un pelín inepta, sino, además, un talante cercano y sorprendentemente dialogante, nada que ver con la hostilidad a la que nos tiene acostumbrados en sus performances de teatrillo de corralas .

Sea como fuere,  el hombre lleva razón. Esto no es serio. Este país no es serio. ¿Cómo puede un país considerarse serio cuando el establishment político se caga en los pantalones ante la irrupción de fuerzas nuevas, jóvenes y progresistas?  Pues eso. ¿Y qué hace un país no serio cuando a sus poderes fácticos les entra el pánico? Lo que todos los países no serios: Poner en marcha el aparato de estado en toda su extensión para maquinar una perfecta campaña de persecución, acoso y derribo al más puro estilo maccarthyista en la que la propaganda es fundamental.

Yo, lo que peor llevo no es que los medios de comunicación correligionarios prostituyan sin ningún escrúpulo aquello de que los hechos son sagrados, tan de primero de Periodismo, al servicio del conservadurismo reaccionario que parece pagarles la nómina. En realidad, a mí lo que me joroba sobremanera es esa tontez que se infiltra en una parte del pensamiento colectivo al dar por sentado que los buenos son los de siempre y los malos los de ahora, porque así nos lo han contado los voceros ideológicos del gobierno y la oposición. Esa tontez cómoda y esclava de la agenda-setting que les impide cuestionarse, por ejemplo, cuánto hay de cierto y cuánto de fantasía pepera en las imágenes que emitió ayer Antena 3 al tuntún y que supuestamente demostraban la conexión de Podemos, la CUP y ETA con el régimen bolivariano de Venezuela. Podemos, la CUP, ETA y Venezuela juntos en un mismo titular, ni más ni menos. El sueño de los Indas, los Marhuendas, y los Herman Tertsch, vamos. Y claro, luego estos “hechos” se aderezan con las opiniones incendarias que llegan desde algunos foros de la extrema derecha, como por ejemplo, las de Federico Jiménez Losantos, ese tipejo al que incomprensiblemente nadie ha colocado todavía una camisa de fuerza, y así se obtiene el resultado deseado. Envenenar a la opinón pública a base de manipulación torticera. Irán financia a Podemos, Venezuela financia a Podemos, ETA financia a Podemos. Hasta el monstruo de las galletas financia a Podemos. Conclusión: Podemos es el anticristo que ha venido del más allá, tocado con rastas y pañuelo palestino, para importar las temibles oclocracias de otras latitudes. ¡Corred, malditos, corred!, claman en la caverna. No, mejor corréis vosotros, porque os vamos a dar, pero bien.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on LinkedIn2Email this to someone

Comentarios de “Esto no es serio

  1. Pingback: Bitacoras.com



Tu email no se mostrará


Recibir un email con los siguientes comentarios a esta entrada.
Recibir un email con cada nueva entrada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR