31 mar

Auténtica Cuba

Llevaba cerca de 3 semanas recorriendo la isla en el destartalado Kia Picanto de llantas baratas y ruedas al borde del pinchazo que había alquilado a precio europeo; por eso, cuando me topé de frente con aquel cartel promocional, no pude evitar sorprenderme. Y tras la sorpresa, llegó la indignación.

Auténtica Cuba, rezaba el anuncio. Había sido estratégicamente colocado a la entrada de la carretera que llevaba al cayo -la única de pago en toda la isla, curiosamente- y mostraba a dos jóvenes de cuerpo atlético y piel bronceada, ojos claros y pelo como el oro, dándose un baño de felicidad en las paradisíacas aguas cristalinas del Mar Caribe.

Un montón de preguntas acudieron a mi cabeza en ese momento.

¿Dónde estaban esos enormes pasquines anticapitalistas, castristas y nostálgicos que ya me había acostumbrado a ver por todas las carreteras de la isla y que formaban parte intrínseca del paisaje? ¿Porqué en esa zona la propaganda política había sido convenientemente sustituida por la turística? Y sobre todo, ¿qué carajo tenían que ver esos dos alemanes, franceses, suizos, o lo que fueran, con la Auténtica Cuba?

Pero para responderlas, tuve que volver al principio.

Leer más

24 mar

Hemos perdido el norte

219.

No es un número cualquiera. Es el número de atentados terroristas que ha habido en el mundo desde el 1 de enero de 2016 hasta el día de hoy. Irak, Libia, Túnez, Pakistán, Camerún, Somalia, Siria, Afganistán, Burkina Faso, Nigeria, Turquía, Congo, Costa de Marfil, Egipto.

Y también Bélgica.

Pero esto no va sólo de Bélgica. O de Francia. O de España. No va sólo de Europa o de América. No sacude sólo a Occidente. El terror es global y duele lo mismo a un lado y a otro del hemisferio.

O debería.

Pero parece que no es así. Parece que sólo hay #JeSuis y minutos de silencio para los de este lado, mientras que los de aquél no se merecen ni que tiñamos nuestra foto de perfil de Facebook con la bandera de algún país que muy probablemente no sabríamos situar en un mapa.

No hay víctimas de primera y víctimas de segunda.

O no debería.

Pero las hay.

Leer más

18 mar

Con dos cojones

N punto E punto es una alumna de la academia privada CTO Medicina de Barcelona. Como cada jueves, N punto E punto ha asistido a su clase de Dermatología con el profesor A punto B punto D punto, residente de dicha especialidad en el Hospital Clínico, se ha sentado en un pupitre en segunda fila y ha abierto su libreta de apuntes.

-Hoy vamos a comparar dos tipos de glándulas, y para ello, os he preparado un interesantísimo ejercicio mnemotécnico -ha dicho el profesor. Qué bien, esto promete, ha pensado N punto E punto, acusando el hartazgo de los interminables e insípidos Power Points tan habituales en su carrera. Sin embargo, algo en la presentación la ha molestado profundamente, y se ha visto en la obligación ciudadana de compartirlo a tiempo real en todas sus redes sociales.

Leer más

14 mar

Las vidas de Hans y Juan

Hans Holmqvist tiene 31 años, vive en Estocolmo y mide 1,95, aunque este dato en realidad es irrelevante. Juan García tiene 36 años, vive en Barcelona y mide 1,73, aunque este dato también es irrelevante.

Como cada mañana, Hans se ha despertado a las 7 en punto, se ha calzado su par de zapatillas Asics y ha salido a correr siete kilómetros. Unos 25 minutos más tarde, ha regresado a casa, se ha dado una ducha caliente y se ha sentado junto a Hanne, su hermosa y rubísima mujer, en la espaciosa cocina blanca de su casa adosada, donde se ha tomado su habitual desayuno a base de café, huevos, avena, queso y fruta importada mientras echaba un vistazo a los titulares del Aftonbladet. Pasadas las 8, Hans se ha despedido de Hanne con un beso en los labios, ha subido a su despacho en el piso de arriba, ha encendido su Mac Book Pro y se ha dirigido a la habitación contigua, donde el pequeño Viggo dormía plácidamente en su cuna. Tras haber comprobado y anotado su temperatura en el registro diario de su app Baby Connect, ha vuelto a su despacho, se ha sentado en su escritorio y se ha conectado a Skype para la primera conference call del día.

Leer más

11 mar

Lecciones básicas de periodismo

A ver, chavalería. El periodismo no funciona así. Uno no se despierta de repente un día con un sobre anónimo bajo su puerta lleno de fotos comprometidas y una notita hecha de patchwork que diga “¿A que no hay güebos de publicarlo?”. Eso queda cojonudo en las pelis americanas candidatas a no sé cuántos Oscars, pero la realidad es que la mayoría de las noticias que copan las portadas de nuestros periódicos tardan en gestarse lo mismo que un codillo al horno.

Pero imaginémonos por un momento que sí. Pongamos, por decir algo, que a un periodista x, algún Garganta Profunda x le soplara algo así como, no sé, me lo invento, que los reyes son amiguitos de uno de los mayores beneficiarios de las tarjetas Black. Por poner un ejemplo.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR